CALZADO MINIMALISTA; la reducción a lo esencial.

El calzado originalmente fue creado como protección del pie a los objetos que pueden existir en el suelo y las inclemencias del clima. Nada de amortiguaciones exorbitantes, ni luces, ni suelas especiales que sirven para adelgazar o tonificar los glúteos.

Un calzado minimalista debe permitir la propiocepción (sentido por el que se tiene conciencia del estado interno del cuerpo) de los pies al máximo y permitir un movimiento totalmente natural del cuerpo.

 

Características básicas del calzado minimalista

  • El talón no debe ser elevado y así mantener una postura natural del cuerpo.
  • La suela debe ser fina, y permitir comunicarte con el suelo debajo de ella.
  • De bajo peso, debiendo ser zapatillas livianas.